Ignimus Uramur veri

"Ardamos en el fuego de la verdad"

Maestría en Teología

PERFIL DEL EGRESADO

 

  • El egresado será un profesional principalmente con vocación de servicio, que, gracias a los conocimientos, actitudes y habilidades adquiridas, se desempeñará como experto en diferentes ámbitos y niveles que tienen que ver con la reflexión filosófica y teológica, la educación religiosa, el diálogo religioso-cultural y la defensa de la dignidad humana. Los diversos campos en los que se puede desarrollar esta vocación de servicio son, entre otros: el campo de la educación religiosa y humanista, centros de investigación filosófica-teológica, instituciones de difusión cultural y de opinión, centros de análisis cultural, así como diversas organizaciones humanitarias que, por su naturaleza, requieran personal capacitado que pueda ofrecer una perspectiva profesional del discurso teológico-filosófico y cultural contemporáneo.

 

  • En el ejercicio de su profesión, el egresado, mostrará habilidades suficientes para diseñar y ejecutar proyectos y planes que implementen el proceso de enseñanza y aprendizaje de la acción educativa de la fe.

 

  • El egresado tendrá elementos suficientes para llevar a cabo proyectos de investigación teológica e interdisciplinar.

                                                

  • El egresado tendrá la capacidad de analizar críticamente discursos de valor, de opinión y en general cualquier discurso sobre la realidad humana en su dimensión trascendente, ética, política, social, etc., teniendo en cuenta las aportaciones de la ciencia teológica.

 

  • En el ámbito de la participación social podrán colaborar ofreciendo las diversas perspectivas de la doctrina teológica cristiana (considerando puntos de vista de otras confesiones religiosas), enfatizando el empeño por la defensa de la dignidad de la persona humana.

 

  1. En el ámbito de los conocimientos, el egresado:

 

  • Por su preparación, tendrá un conocimiento especializado del desarrollo del saber teológico en sus diversas áreas.
  • Por su visión, ubicará diversos problemas de índole teológica o de cierta vinculación a ella y ofrecerá un criterio válido de orientación.
  • Por su proyección, relacionará la realidad de las personas en su contexto socio-cultural y su desarrollo a lo largo de su vida, para que pueda proyectar una acción social a favor de la defensa y lucha por la dignidad de la persona humana logrando una mejor participación ciudadana que sea vea reflejada en una sociedad cada vez más humana, fraterna y solidaria.
  • En este sentido identificará, aquellos aspectos que miren al futuro, para detectar necesidades y así, poder adelantar posibles soluciones, en cuanto al desarrollo de las personas y su formación humana y espiritual, especialmente de aquellas que habitan en ambientes urbanos, muy particularmente de la Zona Metropolitana y del Valle de México.

 

  1. En el ámbito de las habilidades, el egresado:

 

  • Por su preparación, estará capacitado para la investigación, empleando métodos y técnicas de investigación cuantitativa y cualitativa, para tener conocimientos más científicos de las realidades socio-culturales y religiosas en los ambientes urbanos.
  • Obtendrá la capacidad de reflexión, apoyado en distintos criterios hermenéuticos, por lo cual, sabrá realizar análisis de la realidad socio-cultural y religiosa que faciliten la opción de acciones más cualificadas en la educación religiosa escolar y la catequesis en los distintos ambientes que conforman una sociedad.
  • Adquirirá la capacidad de comunicación, reflejado en su capacidad para proponer caminos de diálogo y tolerancia en una realidad pluricultural, para que desde una adecuada formación de la fe, persista en nuestra sociedad un clima de apertura, tolerancia y diálogo que favorezca las sanas relaciones entre los distintos ciudadanos. 
  • Tendrá capacidad de divulgación de un pensamiento humanista, a través de artículos, estudios y obras de investigación desde su especialización, aprovechando los distintos medios de difusión y divulgación que estén a su alcance.
  • Estará capacitado para organizar y proyectar acciones que contribuyan a la formación teológica de las personas. Estará, además, capacitado, para definir estrategias de promoción del pensamiento humano, destacando los valores de la libertad, la democracia, la justicia social y la solidaridad.

 

  1. En el ámbito de las actitudes, el egresado:

 

  • Por su formación humanista, será un defensor de los derechos humanos como consecuencia de su capacidad de lectura de las realidades presentes y de ofrecer, por su especialización, modelos de educación cristiana y análisis de la realidad que desvelen la dignidad trascendente del ser humano en todas sus dimensiones, destacando la aportación que la fe y la reflexión  teológica brindan al desarrollo de los individuos y de la sociedad.
  • Por su lectura crítica de la realidad, colaborará desde su formación profesional en la construcción de una sociedad más humana.
  • Por su actitud de responsabilidad con su vocación y profesión, impulsará los valores trascendentes del ser humano que permitan la búsqueda de valores superiores que trasciendan los intereses puramente materiales y egoístas.